EL ARROYO Y SUS MARGENES, UNA CUESTION DE POLITICAS PUBLICAS Y CONCIENCIA SOCIAL (Primera parte)

Promesas vacías, parquisación con fines electorales, basura en las márgenes y un grupo de amigos con muy buenas intenciones. Todo eso hace de nuestro Arroyo un lugar para analizar

Por Mauricio Cocchiarella

El Arroyo Cañada de Gómez ha sido desde hace mucho tiempo protagonista de varios hechos. La trágica inundación del año 2000 hizo que se pusiera más énfasis en su cuidado. Hoy tenemos una represa que frena el agua y los vecinos de la zona sur que sufrieron hace veintiún años atrás hoy tengan cierta tranquilidad. Pero la cuestión no es quedarse con eso porque si hay voluntad política y social se puede hacer del arroyo un lugar destacado de la ciudad.

El grupo Amigos del arroyo hizo una encuesta a la población cañadense para saber la opinión de los vecinos que fue realizada en octubre de 2020 a más de 1000 personas de entre 12 a 80 años y demostró en interés por este curso natural. Este es un análisis de lo más destacado:

En síntesis, la mayoría de los encuestados pasa por el arroyo y conoce su realidad, casi un 80% le da mucha importancia. Las problemáticas mas visibles tienen que ver con la higiene y la falta de mantenimiento lo que deriva en una cuestión ambiental. La encuesta es relativamente actual (15 meses) y casi el 90% no está conforme con el mantenimiento. La mayoría también está de acuerdo en que se convierta en espacio público y que las responsabilidades  son repartidas entre la política y la gente.

Ahora bien, este grupo de personas que se reúnen los días sábados por la tarde tiene como objetivo, según lo que nos dijo uno de sus integrantes Hernán Malano, “empezar a mirar el arroyo con otros ojos o con otra mirada, cuando nos empezamos a juntar justamente se daba esto que el arroyo está lleno de preconceptos, arrastra cuestiones sociales, culturales, emocionales y entonces nos encontramos con una situación amplia de abarcar”.

En este sentido nos preguntamos: ¿Qué ha hecho el estado cañadense más allá de la importante obra de la represa? Ahora hay que disfrutar el arroyo, ¿Cómo? ¿Qué se debe hacer? ¿Hay voluntad política?

FUENTE: Periodismo Comprometido

Exit mobile version